Jon Kareaga Bali

Sobre mí

Me presento: soy Jon Kareaga, un joven de 23 años, activista medioambiental y co-fundador de una marca de moda sostenible, BASK. Me encanta viajar y contar historias que sirven como fuente de inspiración y conciencia para todas las personas que me rodean.

DSC02591.jpg

"Cada vez que me encuentro al otro lado del mundo, me doy cuenta de lo privilegiado que soy de tener un lugar al que llamar hogar."

- Jon Kareaga

 

Desde niño, creo que porque no he tenido otra opción, he estado contacto constante con la naturaleza y todos sus seres vivos. Ese conocimiento, esa curiosidad por cada animal que se movía entre las rocas de mi playa favorita, me hicieron crear una conexión y entender que somos parte de una fuerza que da color a los cielos en los atardeceres, que llena los fondos marinos de vida y colores, que levanta bosques que se llenan de sonidos, una fuerza que hace que se de un ciclo perfecto. Desde esa conexión hacia todo lo que me ha rodeado desde pequeño, nacen las ganas de cambiar las cosas, nace la conciencia de querer hacer algo por aquella fuerza de la que tanto me ha aportado y tan poco ha recibido a cambio. Ahora e claramente que no puedes respetar algo sin amarlo, y no puedes amar algo que no conoces.

DSC02357-4.jpg

Tengo 23 años, soy del País Vasco. No ha pasado mucho tiempo desde que comencé a crear contenido para difundir mi mensaje en las redes sociales y concienciar a la gente. Quiero trasmitir una voz de conciencia a todos aquellos que ven mis fotos y videos, dar a conocer al mundo el sistema destructivo en el que vivimos y empezar a hacer cambios en nuestros hábitos para respetar todo lo que nos rodea, la gente, el animales y el planeta. Me encantan los deportes al aire libre, me gusta mucho pasar mi tiempo conectado con la naturaleza. Surf, ski, snowboard, run trail ... 

UN VIAJE A ASIA

Cuando se cae la venda de los ojos, no ves nada igual. De repente ves claramente una realidad que antes tenías borrosa, y cuando esto sucede, no hay vuelta atrás. Eso es lo que pasó cuando tuve la oportunidad de viajar a los lugares más remotos de Asia para filmar un documental que destapar la realidad detrás de lo que vestimos adentrándome  en la parte oscura de algunos de los lugares más afectados por la industria de la moda como Bangladesh. Lo que vi en este viaje no se puede explicar con palabras. Lloré de tristeza, rabia e impotencia, de ver una realidad y no poder hacer nada para cambiarla. Pero también lloré de emoción, al ver que entre toda esta oscuridad hay movimientos e iniciativas que luchan contra este paradigma. Vi pasión y deseo de cambiar esta industria, conocí líderes que transformarán lo que hoy conocemos como industria de la moda. Eso es lo que, junto a Maddi y Mikel, me hizo dar el paso para crear una marca de moda sostenible que respete a las personas y al planeta, me uní a movimientos activistas como Fridays For Future y Extinction Rebellion. Un viaje que hizo cambiar la manera de ver el mundo. 

Este viaje me hizo volcarme aún más en visibilizar una problemática que precisa de un cambio en todo el sistema, desde los gobiernos, a las empresas privadas y el individuo. Entendí la necesidad de estar conectados con nuestro entorno y alejarnos de una sociedad invadida de mensajes que incitan al consumo como solución para nuestras necesidades y carencias emocionales.

Aunque estuviera muy conectado y salvaje con mis raíces, tarde 20 años en entender que ni la Madre Tierra ni los seres que habitan en ella, no están a nuestro servicio. Esa misma preocupación por la no violencia y el respeto por todos los seres del planeta es lo que ahora me lleva a la conciencia de que quiero vivir no solo sin matar animales, sino también sin usarlos como objetos para obtener un beneficio. Entendí que los animales son seres libres como yo y tú que me estás leyendo, y por el simple hecho de que ellos también sientan amor, sientan miedo, tengan la capacidad de sufrir y no quieran morir ni ser explotados, merecen vivir sus vidas como les plazca. Si miras a la distancia la relación entre la madre tierra y nuestra sociedad, te das cuenta de que los animales no están en el mundo para generar productos para los humanos, aunque la humanidad lo hayamos creído así durante demasiado tiempo. No veo al veganismo como una dieta, ni como un estilo de vida, creo que es una posición política que lucha por todas las estructuras opresivas que existen hoy en este planeta.

DJI_0024-6.jpg

Co-founder of BASK

Una marca que cree en la moda como herramienta de tansformación social. Vamos mucho más allá de simples prendas. Nuestra ropa y las personas que las fabrican son tratadas con respeto y a su vez, respetan el entorno que las rodea. Nos comprometemos a utilizar prácticas que regeneren todo lo que ha destruído la industria de la moda, minimizando nuestro impacto en el medio ambiente mientras respetamos y aportamos un impacto positivo en las comunidades donde trabajamos. 

@baskbrand

www.bask.eus

DSC_8992-2.jpg

Contact Me

kareagaj@gmail.com

jonkareaga.com

@jonkareaga

Thanks for submitting!